Interés General

Stone Temple Pilots y Bush en Buenos Aires: cruzando océanos noventosos

En el marco del Revolución Tour 2019, las bandas brindaron shows colmados de guitarras distorsionadas.

Stone Temple Pilots y Bush en Buenos Aires: cruzando océanos noventosos - Radio Cantilo

jueves 21 Feb

PH: Victor Guagnini

¿Dos bandas grunge de los 90’s tocando en un teatro de la calle Corrientes? El mismísimo Gavin Rossdale, lo comentó mientras explotaban los refinados asientos del Ópera de Buenos Aires: “Esto no es una actuación de Shakspeare”. A pesar de esta consideración, el miembro fundador de Bush, primero, y los Stone Temple Pilots después, motivaron a que el público agite como si estuviera en un estadio a cielo abierto.

El Revolución Tour 2019 pasó por Argentina y dejó dos conciertos muy dispares a pesar de la relación estilística entre los artistas. Antes bien, Nicolás Bereciartúa fue el elegido para calentar los motores de la noche. Recorriendo Nico, su primer álbum solista e íntegramente instrumental, el hijo de Vitico logró que una audiencia que poco tiene que ver con la propuesta preste atención, aplauda y hasta pregunte a los gritos su nombre.

“Machinehead” fue la canción elegida por Bush para dar apertura a lo que significó la segunda visita al país del grupo británico post-Nirvana que consiguió triunfar en el género con una base de fans sugestiva. Fuera de lo musical, la primera sorpresa fue el correcto español que manejó Gavin Rossdale, a lo largo de la hora que duró la travesía por casi todos los discos de su carrera. “Buenas noches Argentina, estamos muy felices de estar acá”, comentó después de un triplete arrollador que se complementó con “The Chemicals Between Us” y “The Sound of Winter”.

Ahora bien, el idioma no fue el único mérito del vocalista para meterse al público en el bolsillo. Por momentos, tomó la decisión acertada de correr por el teatro, incluso levantando a los que estaban sentados cómodamente en su asiento, con una voz que se lució en todo su esplendor sin aspereza fingida. El combo, se completó cuando levantó una bandera argentina que tenía como insignia el nombre de la banda.

“La música es algo que nos une a lo largo de todo el mundo. Lo más importante es sobrevivir. Sobrevivir es todo”. Con estas palabras, el cantante dio inicio a una versión contundente de “Come Together”, de los Beatles. El clásico “Comedown” dio cierre a una lista cautivadora.

La incógnita del espectáculo giraba en torno a la figura de Jeff Gutt, nuevo cantante de los Stone Temple Pilots. ¿Cómo reemplaza a Scott Weiland? Previo al show, el participante del certamen The X Factor declaró que no tenía la intención de venir a copiar al difunto artista, si no, ser él mismo. Sin embargo es complejo interpretar canciones como “Wicked Garden”, la responsable de dar inicio a una fiesta asegurada.

A lo largo de la cuarta visita del grupo al país, se evidenció que la base conformada por Dean y Robert DeLeo y el baterista Eric Kretz -miembros originales- sigue intacta. Ahora bien, lejos de las entrevistas que dio a la prensa, la actuación de Gutt se intentó parecer a la de Scott, y por lo menos en gran parte del show, el micrófono le quedó bastante grande.

De igual manera, es injusto juzgar a un músico por si interpreta o no como corresponde los temas que dejó una persona que además de liderar, era figura indiscutible. Los momentos más altos de Jeff en la noche fueron los que, justamente, se alejaron de la figura de Weiland. En “Meadow” y “Roll me under”, dos tracks del único disco en el que participó en la composición, sonó prolijo, ajustado y con una energía que manifiesta nuevos pronósticos para la banda.

No faltaron los clásicos: con “Interstate Love Song”, “Plush” y “Creep”, los Stone Temple Pilots se aseguraron la ovación entera de un teatro repleto que aguantó dos parates por desperfectos técnicos en los equipos de los hermanos DeLeo. El cierre, como no podía ser de otra forma, encontró a la gente saltando y coreando al unísono la letra de “Sex Thing Type”.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...