Novedades

¿Cómo es una cata de alfajores?

El equipo de El Perro Bipolar charló con Facundo Calabró, el sommelier de la golosina nacional. Y sí, incluyó degustación en vivo.

¿Cómo es una cata de alfajores? - Radio Cantilo

martes 09 Abr, 2019

Lea Zavatti: ¿Cómo te metiste en el mundo del alfajor?

 

Facundo Calabró: Siempre fui un consumidor y me divirtió mucho el tema de blogs para escribir al respecto. Encontré un terreno muy poco explorado e interesante. Empecé con la idea de desnaturalizar algunas ideas del alfajor y terminé teniendo una repercusión que nunca esperé.

 

LZ: ¿Creés que es la golosina nacional?

 

FC: Sí y es mucho más que eso. También es difícil de clasificar poniéndole un título, en algunos lugares es un simple postre y tiene demasiadas apariencias. Decir que es la golosina nacional es quedarse corto.

 

LZ: ¿Se considera alfajor al de fruta?

 

FC: Es difícil definirlo porque hay que remontarse a la historia del alfajor del interior, sobre todo del cordobés, que de hecho es muy interesante: hay de pera, ciruela y hasta higo. Lo que ocurrió ahí es que cuando llegó su industrialización en la década de los 60’s, la producción terminó bajando mucho la calidad. Ahí se bastardeó bastante al alfajor de frutas y hay un montón de paradigmas al respecto.

 

LZ: ¿Cómo se abre un alfajor y cómo se come?

 

FC: Es un producto muy popular que no se puede permitir ese tipo de refinación. Se caracteriza por el pasaje de la heterogeneidad de los elementos y lo mejor es comerlo a la manera tradicional, aunque después se respete cualquier costumbre.

 

Jorge Vallerstein: Volviendo a lo de Córdoba, se empezaron a meter las colaciones, ¿califican como alfajor?

 

FC: Es el productor hermano del alfajor cordobés, como el conito en el marplatense. La colación lo que tiene es la masa tradicional de la zona, que después medio que se abandonó y sólo se sigue produciendo en Salta y Tucumán. Es un sabor bastante primitivo y cercano al alfajor argentino de los inicios.

 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...