Entrevistas

Bienvenidos a The Walking House

En la última edición de Ciudad Despierta abrieron las puertas la mansión del terror zombie en la noche cordobesa. Mirá:

Bienvenidos a The Walking House - Radio Cantilo

jueves 21 Feb, 2019

El terror siempre fue, indiscutiblemente, fuente de entretenimiento. Que alguien cuente una “historia de miedo” es algo que al ser humano atrae desde el origen de los tiempos. Un relato que fue tomando distintas formas, en una obra de teatro, en el cine, para incorporar a nuestra cultura del ocio la búsqueda del escalofrío y la adrenalina. Por alguna razón, esto siempre estuvo emparentado con la noche.

La noche borra los límites y genera intranquilidad, asociada a una visión inevitablemente reducida por la oscuridad. Lo cierto es que, por razones obvias, con el correr de las décadas, fue transformándose el objeto de miedo. Un monstruo como Frankenstein hoy hasta podría resultarnos simpático. Esto sucede porque el miedo no es estático. El miedo puede continuar emparentado con la noche, pero evoluciona, cambia de forma, se reinventa y se actualiza.

De los monstruos sobrenaturales y deformados de principios de siglo, fuimos a los muertos caminantes. Algo que recrudeció en los últimos tiempos y “The Walking Dead”, la exitosa y eterna saga, volvió a soltar los zombies en el camino.

Un grupo de actores cordobeses interpretó esa atracción contradictoria que generan los abyectos zombies -siempre en grupo, siempre en ataque- y decidió, pocos meses atrás, montar la Casa del Terror Zombie: The Walking House.

La primera mansión zombie del país abrió en la ciudad de Carlos Paz, y hoy recibe centenares de fanáticos, y otros que no lo son tanto, dispuestos a recorrer cuatro pisos al lado de un grupo de soldados que intenta disuadir y escapar de los zombies.

“Es una fusión de una atracción con el teatro, una obra de teatro mezclada con Animatronix, efectos especiales, y una escenografía totalmente distinta a cualquier otra. Pusimos mucho esfuerzo en cuidar los detalles más importantes al hacer esta obra… usando los mejores recursos para dar una experiencia a otro nivel”, detalla Osvaldo Ruiz, el creador y dueño del proyecto familiar de The Walking House.

Una familia que se declara fanática de los zombies y que sabía que faltaba una casa de terror distinta, donde hubiese una representación con actores metidos de lleno en su papel de soldados, guardias o muertos vivientes, y que interactuaran con el público. Que el desarrollo de esa obra no pudiera darse sin la participación del curioso visitante.

Desde el momento que pusimos el primer ladrillo hicimos un casting de actores, y logramos formar el grupo necesario para abrir. Y fue creándose una obra cargada de suspenso más que de un terror insoportable, por eso hoy vienen familias enteras a recorrer la mansión. El broche de oro es la salida, por un túnel tobogán que nadie sabe dónde te lleva”, destaca Ruiz.

“Hace pocos días vino una abuela de 84 años, queríamos convencerla de que no se arrojara por la salida, teníamos miedo de que se golpeara o se asustara, pero igual se tiró. ‘Yo vine para esto, me enteré del tobogán y vine para esto!’, nos decía”, cuenta entre risas. The Waking House está emplazada en Carlos Paz, pero en poco tiempo se verá concretado el proyecto de llevar la casa a la ciudad de Buenos Aires.

Probablemente, pocos quedarán afuera de esta mansión si se trata de luchar contra los zombies. Porque siguen ahí, lentos, deambulantes, persistentes. Y bien despiertos.

 

LEETE TAMBIÉN...